El Diezmo

“Traer todos los diezmos al alfolí; y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice el Señor de los ejércitos, sino abriré las ventanas de los cielos, y vaciare sobre vosotros bendiciones hasta que sobreabunde” (Malaquías 3:10)

Entre los mandamientos de nuestro Dios, en las escrituras está el de dar. (Malaquías 3:10). Debemos dar en una manera constante. Debemos hacerlo un habito. Dando adquirimos bendición de Dios.  Dar el diezmo es dar el diez por ciento de nuestras ganancias. Debemos de aprender a disciplinarnos en dar por gratitud y por amor al Señor, y su obra, creyendo que en una forma espontanea y voluntaria dieron los patriarcas. (Génesis 14:18-20 y 28:20-22). En el tiempo de la gracia todo creyente debe de aportar con corazón dispuesto y alegre. (2 Corintios 9:7).


 Texto Bíblico a Memorizar

 “Traer todos los diezmos al alfolí; y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice el Señor de los ejércitos, sino abriré las ventanas de los cielos, y vaciare sobre vosotros bendiciones hasta que sobreabunde”. (Malaquías 3:10)    


 

No es solo el diezmo lo que le corresponde al Señor, sino todo nuestro ser, puesto que hemos sido comprados por precio (1 Corintios 6:20), y todo lo que el Señor nos ha dado debe ser para su gloria.

 

Texto Bíblico Para Leer y Elegir Uno Para Escribirlo

  1. 2 Corintios 9:6,7
  2. Hechos 20:35
  3. Mateo  6:33
  4. Lucas  6:38

 

“Cada uno de con el don de su mano, conforme a la bendición de el Señor tu Dios, que te hubiere dado” (Deuteronomio 16:17 y 18:1-15).


Descargar Articulo: El Diezmo (33 descargas)

Deja un comentario